0
COMPARTIR

La mente sabia es una habilidad de conciencia o habilidad metacognitiva que promueve una visión de los estados internos desde una posición de distancia óptima. Es fundamental en la gestión de las emociones y de las conductas.

menta sabia

 

Marsha Linehan, psicoterapeuta de EEUU que se ha dedicado a ayudar a personas con Trastorno Límite de la Personalidad y a realizar investigaciones acerca de este desorden, nos habla en su extensa obra acerca de las habilidades de conciencia, entre ellas, de la mente sabia.  Se trata de aprendizajes fundamentales para la regulación de los estados internos problemáticos (pensamientos, emociones y sensaciones). La mente sabia desde otras perspectivas se puede concebir como un estado observador, una parte de nosotros desde la cual podemos adoptar una distancia óptima de lo que pensamos y sentimos. La autora considera que es una combinación de otras dos habilidades, la mente racional y la mente emocional. Aquí tenemos una definición tal y como ella lo explica en su famosa obra sobre la terapia de grupo dirigida a personas que presentan este tipo de personalidad disfuncional.

 

MENTE RACIONAL – pensar de forma racional i lógica, prestar atención a los hechos de manera empírica, planear la propia conducta (acciones), permanecer “fríos” frente a d los problemas.

MENTE EMOCIONAL – los pensamientos i las acciones son consecuentes al estado emocional actual (pensamiento emocional); pensar “en caliente”; el pensamiento racional i lógico resulta difícil, los hechos se adaptan al estado emocional del momento.

MENT SABIA – es la integración de la mente racional y de la mente emocional, y añade conocimiento intuitivo a la experiencia emocional y al análisis lógico.

 

 

 

Para desarrollar una mente sabia, Linehan nos facilita 6 habilidades más para cultivar. 

HABILIDADES QUÉ:

OBSERVAR – prestar atención a la experiencia sin apartarse de ella ni prolongarla, tanto si resulta agradable, como si es dolorosa. Darnos cuenta de lo que nos pasa y de lo que pasa a nuestro alrededor.

DESCRIBIR – expresar la experiencia a través de las palabras con la conciencia de que no necesariamente representa la verdad.

PARTICIPAR – sin autoconciencia, de manera automática.

 

HABILIDADES CÓMO:

NO JUZGAR – sino aceptar la experiencia tal como es.

CENTRAR – centrar la mente en un momento determinado.

SER EFECTIVOS – en lugar de tirar piedras al propio tejado, hacer lo que funciona.

Referencia: Linehan, Marsha M. (2003) Manual de tratamiento de los Trastornos de la Personalidad Límite. Barcelona: Paidós.

Autor del artículo:

Maria Monini, psicóloga y psicoterapeuta.

Escriu un comentari