0
COMPARTIR

hqdefaultLa moviola, ideada por Vittorio Guidano, es el núcleo de un método que es la expresión del modelo cognitivo post-racionalista, que nace de la superación de la epistemología empirista y de asumir como centrales para el hombre los procesos de auto-organización y de construcción del significado personal. En esta perspectiva el actuar del terapeuta en la creación del setting clínico se modifica sustancialmente respecto a las aproximaciones del cognitivismo tradicional. De esta manera el paciente experimenta una nueva forma de utilizar su memoria y crea una nueva conciencia del proceso de construcción de su propia coherencia narrativa.

La técnica de la Moviola:

Cuando un sujeto presenta un evento, que reconoce como significativo debido al malestar a él asociado o porque lo considera importante en la reconstrucción de un repertorio específico, primero deberá ser narrado completamente en su desarrollo, pero de forma resumida. De tal relato deberá surgir una subdivisión en escenas sucesivas, cada una de las cuales debe representar un momento en el cual un evento, estado emotivo o percepción de sí conllevan un cambio específico. En este punto como si se fuese a la moviola de una sala de montaje el terapeuta guía al sujeto en el recorrido del evento con una visión panorámica (panning), en la detención sobre una escena singular extrapolarlandola (zooming out) para enfocar algunas particularidades, y en su reposición (zooming in) enriquecida en la secuencia original. Este guión debe ser montado con el fluir de los estados emotivos, buscando recoger también los matices y las tonalidades más tenues, para ampliar la capacidad del sujeto de discriminarlas y reconocerlas; este es el plano de la experiencia inmediata. El otro plano a insertar en la secuencia es aquel del acontecer de los diversos sentidos de sí y de las explicaciones que resultan posibles y coherentes con la mantención de una continuidad de la identidad. Detenerse sobre explicaciones significa guiar al sujeto a focalizarse en los modos en los cuales se atribuye a sí la inmediatez del vivir y entonces se le lleva a individualizar los núcleos invariantes mediante cuyas articulaciones construye una imagen consciente de sí.

La técnica de la moviola puede ser utilizada en todas las fases de terapia: al inicio, con el fin de orientarlo a diferenciar el plano de las percepciones y emociones de aquel de las explicaciones; posteriormente, con el transcurso de la terapia, al reconstruir la historia del desarrollo, con el fin de incrementar la consciencia y aumentar la flexibilidad de las reglas básicas individuales que caracterizan al proceso de construcción del sentido de se.

Hay que tener en cuenta que al reconstruir un evento debemos guiar al paciente a preguntarse respecto del por qué de la experiencia emotiva, pero sobre todo respecto de cómo estaba hecha tal experiencia. Al por qué corresponde sólo el plano de la explicación; al cómo corresponde, en cambio, el enfocar los ingredientes que dan forma a una emoción. Comenzar a manejar el “cómo” representa conocer de sí mismo la forma de la propia inmediatez y entonces poder construirla con los contenidos que la distinguen. En las fases más avanzadas de terapia, la moviola se enriquecerá al reconstruir un evento haciendo ponerse al sujeto en dos puntos de vista bien distintos: uno el de la persona que está viviendo una escena; el otro, aquel del sujeto que está asistiendo a la misma escena como si fuese un espectador. Esta operación lleva al sujeto, a través de una diferenciación entre lo subjetivo / objetivo a adquirir una mayor flexibilidad en el percibir / observar la propia inmediatez en relación al fluir de las imágenes conscientes.El trabajo descrito de recorrer de nuevo un evento significativo estimula a enfocar los distintos aspectos que lo componen, y el asumir varios puntos de vista tiene como efecto la emergencia de particularidades inéditas con el resaltar de otra tonalidad emotiva a ellas conectadas. El reframing de la escena que se produce determina un aumento de flexibilidad, creando cambios respecto a la inmediatez o respecto a la valoración de ella a nivel explícito; el resultado será un grado consistente de reestructuración emotiva lo que significa que en el fluir de la experiencia inmediata propia sean reconocidas y auto referidas nuevas tonalidades emotivo – afectivas que se transforman en ingredientes esenciales de la propia gama de emociones personales.

 

Escriu un comentari