0
COMPARTIR

 

La siembra o inseminación es una técnica hipnótica y psicoterapéutica en el que la intervención está construida con el objetivo de desarrollar las sugestiones propuestas anteriormente y en la que el sujeto ya ha comenzado a trabajar de forma autónoma a diferentes niveles de conciencia. En otras palabras, se introducen conceptos, elementos, muy importantes para el paciente, que se desarrollarán y ampliarán más adelante.

Es una técnica inventada por Milton Erickson, pero es Haley (1973) el primero que introduce este término a propósito de sembrar ideas y conceptos. Sugiere usar la técnica de la inseminación, en hipnosis y terapia familiar, para tener una continuidad en el sentido de introducir algo nuevo.
Zeig (1980) expande el estudio de este tipo de técnica colocando el énfasis en el crecimiento de la motivación después de la siembra y subrayando el establecimiento de un campo afirmativo como resultado de esta técnica.

Sembrar ideas antes de exponerlas desencadena un comportamiento receptivo. Este proceso se llama SIFT (seed, intervention, follow trough) y confirma la regla de realizar intervenciones a pequeños pasos, antes de la intervención principal.
La siembra también puede ser no verbal, como la posición de la voz, el tono, el ritmo, la relación con la respiración, o también la postura, el gesto, la mirada, etc.
Se puede sembrar una inducción en el contexto de las explicaciones sobre la experiencia de trance que generalmente se ofrecen en el primer encuentro. De este modo, es posible sembrar la idea de disociación, pérdida de control bajo control, relajación, posible aparición de sensaciones nuevas e inusuales y automatismos motores. Las inducciones posteriores también se pueden sembrar al reanudar los términos y las experiencias ya experimentadas y fuertemente asociadas con el trance.
Un ejemplo de la técnica de siembra es la inducción de Milton Erickson que queriendo estimular una regresión de edad a un chica llamada Sally, le pide de cantar una canción infantil (a dillar, a dollar, a ten o’ clock scholar). Después de unos minutos, después de tratar diferentes temas, Erickson habla a la chica diciendo “… sabrás tu que eres un niña. Es genial ser una niña pequeña verdad? “. Con estas palabras induce una fuerte regresión de edad que le será útil para el trabajo que está llevando a cabo.
La siembra es similar a lo que se hace en el ámbito publicitario con la comunicación subliminal, donde la sugestión está dirigida explícitamente a influir y estimular la actividad mental inconsciente.

 

 

 

 

Escriu un comentari