Cuándo pedir ayuda

Una ayuda psicológica puede ser necesaria cuando se experimenta sufrimiento, desorientación, cuando se tiene la sensación de estar perdido o se tiene la necesidad de disponer de un espacio de diálogo y reflexión.

A menudo, les persones sufren y no saben encasillar el motivo de su dolor en una etiqueta, pero cualquier malestar que nos sobrepase y requiera aprender nuevas estrategias para afrontarlo o reactivar recursos propios puede consistir en un motivo de consulta.

Dicho malestar o la presencia de síntomas indica que se requiere un cambio en la manera de pensar, de sentir y de relacionarse, afrontar el miedo a perder el control y dejar atrás una manera de funcionar que ya no es satisfactoria.