Cuándo pedir ayuda

Depresión

La depresión se manifiesta a través de un conjunto de señales, tales como tener un bajo estado de ánimo, un sentimiento de indiferencia y distancia de todo, acompañado de otros fenómenos como fatiga, irritabilidad, culpabilidad, trastornos del sueño y del apetito, y pensamientos y sentimientos negativos acerca de la vida y de uno mismo.

También es habitual que disminuyan las fuerzas para realizar las actividades habituales y aparezca la sensación de que todo cuesta un gran esfuerzo. En ocasiones el estado depresivo puede estar acompañado de deseo de muerte. En muchos casos la persona afectada se echa en cara no ser capaz de reaccionar y afrontar sola estas dificultades, y es por este motivo que no valora pedir ayuda profesional.

La depresión puede presentarse en forma de crisis agudas que se superan y dan lugar a temporadas de mayor estabilidad, o constituir un bajo estado anímico de fondo que persiste durante años y puede derivar en una distimia.