Cuándo pedir ayuda

Problemas en el contexto familiar y/o de pareja

Las dificultades de relación y de adaptación a los cambios propios del ciclo vital, como por ejemplo el nacimiento de un hijo, o la muerte de un cónyuge, algunas veces pueden crear problemas y sufrimiento en el núcleo familiar.

Otras dificultades muy importantes son falta de comunicación, problemas de convivencia, conflictos entre padres e hijos y dentro de la pareja. Estas dinámicas conflictivas, repetitivas o en forma de espiral, complican la vida en familia y pareja pudiendo provocar ansiedad, depresión y rabia.

Otros problemas comunes pueden ser dificultades afectivas y sexuales, dependencia de la pareja, insatisfacción y dudas acerca de la vida en común.