Cuándo pedir ayuda

Trastornos de la conducta alimentaria

Los déficits en la gestión de les emociones pueden desembocar en una restricción de la ingesta de alimentos, en conductas purgativas como el vómito, en comportamientos de compensación tras haber comido, como la realización de actividad física de manera compulsiva o el uso de laxantes y diuréticos.

Así mismo, se puede producir una pérdida de control sobre les cantidades de alimento ingerido, a veces en forma de atracones, dando lugar a descompensaciones de peso, a sentimientos de culpabilidad intensos o a comportamientos de autocastigo.

Estas conductas se suelen estructurar en trastornos psicológicos como bulimia nerviosa, anorexia nerviosa, y otros menos conocidos como ortorexia y vigorexia. La obesidad a pesar de ser un trastorno de base orgánica, presenta una dimensión psicológica importante que puede requerir la ayuda de un psicoterapeuta para ser abordada.