Mediación

La mediación es un espacio para la resolución de conflictos y la restauración de las relaciones entre las personas. Por medio de la figura del mediador se pone en marcha un proceso de cooperación en que se identifica una solución satisfactoria para todas las partes que intervienen. Sus ámbitos de aplicación son: el familiar, el comunitario, el mercantil y el judicial.

A través de la intervención de uno, o más, terceros neutrales e imparciales, y de manera totalmente confidencial y voluntaria, por medio de técnicas para establecer una comunicación respetuosa y fluida, el espacio de mediación ofrece a las personas la posibilidad de hablar, ser escuchadas, exponer sus necesidades y llegar a acuerdos.