Mediación comunitaria

Ámbito comunitario

La mediación comunitaria es esencial para resolver conflictos o disputas entre vecinos de un mismo edificio, vecinos del mismo barrio y con intereses opuestos sobre un tema concreto, y entre los intereses de los ciudadanos y el ayuntamiento o alguna otra institución.

Lo que se pretende en estos casos es poner en marcha todo lo que resulte de interés para la comunidad, como, por ejemplo, poner un ascensor en un bloque de pisos o una rampa para el acceso de minusválidas, y velar por las necesidades de los vecinos.

Así mismo, se busca promover la convivencia, por ejemplo, en el caso en que en un mismo barrio vivan dos tipos de comunidades cultural o religiosamente muy diferentes y ello lleve a dificultades o conflictos. Cuando un ayuntamiento decide poner nuevos equipamientos (escuelas, ambulatorios, parques…) en un barrio, la mediación facilita la participación voluntaria de les partes, que pueden hablar y ser escuchadas, de manera que se tengan en cuenta las necesidad y aportaciones de todos los ciudadanos, y que ellos mismos con su participación, encuentren las soluciones y las sometan a votación.