Terapia grupal

Terapia grupal

A partir de la dinámica grupal se atienden los objetivos individuales de cada participante.

El grupo es un espacio privilegiado en el que cada miembro tiene la oportunidad de conocerse a sí mismo como individuo. Recibe ayuda por el propio hecho de poder identificarse con los compañeros y observar a otras personas que también experimentas dificultades parecidas a las suyas.

De esta manera puede contextualizar sus problemas y empezar a ver que no son insuperables, sino que están relacionados con unas circunstancias determinadas y que se pueden acotar a espacios y períodos concretos, volviéndose más accesibles y fáciles de solucionar.

Otra dimensión central de la terapia de grupo es la cohesión, es decir, el sentimiento de pertenecer a un conjunto de personas que facilitan el soporte mutuo, la vinculación y el compromiso. Dentro del grupo son básicas la confianza y la confidencialidad de todos los contenidos tratados en las reuniones y de la identidad de las personas participantes.