Terapia de pareja

Terapia de pareja

A lo largo de su historia, las parejas atraviesan fases que conllevan un proceso de crecimiento y cambios progresivos. Una de las maneras de describir estas fases es como una sucesión de etapas de fusión, de diferenciación y de unión.

Las transiciones entre una etapa y la otra pueden dar lugar a crisis, que se superan de diversas maneras, o bien con el fortalecimiento del vínculo, que se vuelve más maduro, o bien por medio de una separación que permita a los dos miembros de la pareja seguir evolucionando como personas, cada uno por su cuenta.

La terapia de pareja facilita la identificación de las necesidades mutuas e individuales de cada miembro de la pareja, e indagar cómo se pueden ayudar recíprocamente para satisfacerlas. Así mismo, se analizan los patrones conflictivos repetitivos y se construyen nuevas maneras de comunicar, entre las cuales destacan la escucha, la aceptación y la autonomía.

En ciertas ocasiones se reconoce que lo más adecuado es separar los caminos y, en este caso, la psicoterapia facilita que esto ocurra dentro del respeto mutuo, haciendo presentes los aspectos positivos que han caracterizado la vida en común durante las mejores etapas.